el-mejor-bocata-de-calamares-de-la-plaza-mayor

El mejor bocata de calamares de la Plaza Mayor

En busca del mejor bocata de calamares de la Plaza Mayor

Si preguntas a cualquier madrileño qué puedes hacer si visitas Madrid, probablemente te dirá que ver la Puerta del Sol, la renovada Plaza de España, darse una vuelta por los alrededores del Palacio Real, visitar el Museo del Prado… Y antes o después, comerse un bocata de calamares. En la Plaza Mayor podemos encontrar varios bares y locales donde probarlo, para el aperitivo, la merienda, el desayuno o la comida, y acompañado de una caña y un chorrito de limón o mayonesa, al gusto de cada uno.

Por ello, hemos decidido darnos una vuelta por la Plaza Mayor y hacer un ranking para encontrar el mejor bocata de calamares, teniendo en cuenta su precio, el pan y la calidad del producto, poniéndole una nota al final a cada uno tratando de ser lo más objetivos posible. ¿Cuál crees que será nuestro ganador? ¡Te lo contamos!

1. Cervecería La Campana

cerveceria la campana

Nos sorprendió que nada más llegar al local, a las once menos cuarto de la mañana, ya había cola. Lleva abierto desde 1870, y destaca por su decoración de azulejos blancos. Y aunque disponen de una gran variedad de raciones, desde boquerones en vinagre, morcilla, patatas bravas, hasta bocadillos de lomo, salchichas y tortilla, su especialidad sin duda son los bocadillos de calamares. Los ponen bastante llenos de calamares y con un rebozado muy rico. Los podrás disfrutar con una cerveza o un refresco al lado de la Plaza Mayor a un módico precio.

Fue sin duda el gran ganador de todos los locales que probamos, con una nota de un 7 y un 9.

Dónde: Calle de Botoneras, 6

Precio: 4€

Más info: Instagram

2. En Copa de Balón

en copa de balon bocata calamares

Este fue nuestro segundo favorito. En esta taberna cuentan con una extensa y sofisticada carta de vinos y tapas a precios muy asequibles. Especialmente, saben mucho de vinos, y el personal te recomienda el que mejor se adapta a ti. Son famosos por sus bocadillos de calamares, que sirven con el pan tostado y muy crujiente, y que puedes personalizar añadiendo limón o mayonesa.

Tras probarlo, pensamos que se merecía una nota de un 7,5 y un 6.

Dónde: Plaza Mayor, 2

Precio: 4€ | 5€ con mayonesa

Más info: Instagram  | Web

3. Casa Rúa

casa rua madrid

Con un tercer puesto en nuestra clasificación, encontramos Casa Rúa. Se trata de un local pequeño abierto en 1940 y con buena fama debido a su relación calidad precio. Los bocadillos de calamares son el plato estrella, aunque también tienen bocadillos de panceta, chorizo, morcilla o queso, al igual que raciones de patatas bravas. A pesar de la estrechez del local, los fines de semana se llena a tope de turistas que vienen a degustar este típico bocadillo madrileño.

Para ponerle la nota nos basamos en los calamares, que estaban tostados y crujientes. Le pusimos un 6 y un 7.

Dónde: Calle de Ciudad Rodrigo, 3

Precio: 4€

4. Plaza Mayor 2

plaza mayor 2 bocata de calamares

Esta cervecería tradicional ubicada en la Plaza Mayor fue fundada en 1976, y tiene como especialidades la cerveza y el vermut de barril acompañados con algunas tapas madrileñas, como calamares a la romana, patatas fritas al ajillo con torreznos ibéricos, callos a la madrileña, pulpo a la gallega, gambas al ajillo… O sus famosos bocatas de calamares, que ponen para tomar en el local o para llevar. Además, dispone de una magnífica terraza climatizada con capacidad para 100 personas.

Nos pareció un bocadillo neutro, rico, pero no espectacular, por lo que le pusimos una nota de un 5 y un 6,5.

Dónde: Plaza Mayor, 2

Precio: 5,75€

Más info: Instagram | Web

5. Bar La Ideal

bar la ideal madrid

Situado en pleno corazón de Madrid, este bar es una atracción turística para aquellos que quieran probar bocadillos, pinchos y raciones típicas de la gastronomía española, con ricos productos como el chorizo frito o la panceta, y las míticas patatas bravas o la tortilla de patata, acompañados de su cerveza de grifo, un vermut o una copa de vino local.

A pesar de presumir de tener el mejor bocadillo de calamares de Madrid, a nosotros no nos lo pareció. Le pusimos una nota de un 4 y un 5.

Dónde: Calle de Botoneras, 4

Precio: 5,75€

Más info: Instagram | Web | Facebook

6. Cafetería Magerit

cafeteria magerit bocadillo de calamares

En la esquina noroeste de la Plaza Mayor, la que llega al Mercado de San Miguel, encontramos este restaurante. Dispone de una barra, un salón interior y una gran terraza cubierta con sombrillas blancas. Su carta ofrece desde desayunos, hasta paella, pescados, carnes y grandes ensaladas, además de raciones y bocadillos, entre ellos el de calamares.

Sin embargo, según nuestra opinión, el bocata de calamares no es su punto fuerte, teniendo un precio muy alto en comparación con la calidad del producto. El pan estaba un poco mojado y los calamares no parecían frescos. Le pusimos una nota de un 2 y un 4.

Dónde: Calle de Botoneras, 4

Precio: 6,5€

Más info: Instagram | Facebook

Así queda nuestra clasificación de los bocadillos de calamares de la Plaza Mayor, con La Campana como clara ganadora. ¿Y tú? ¿Cuáles has probado? ¿Cuál dirías que es el mejor? ¿Recomiendas alguno diferente?

Y si quieres saber cuáles son los bares y restaurantes para comer barato en Madrid, no dudes en leer nuestro artículo sobre los 12 sitios para comer barato en Madrid.

Leer más
fiestas-de-la-karmela-de-vallekas-2024

Fiestas de la Karmela de Vallekas 2024

Dos décadas cumplen las Fiestas de la Karmela de Vallekas. Veinte años de unas fiestas populares autogestionadas siempre llenas de actividades y de planes para disfrutar del verano en Madrid combatiendo y reivindicando un mundo mejor y más justo. Las Fiestas de la Karmela son súper conocidas por la Batalla Naval, pero hacen mucho más. Y mucho gratis.

Desde el Puente hasta el Mar, Palestina vencerá

Fiestas de la Karmela de Vallekas 2024
Fotografía de a.makeda.mk

Este 2024 las Fiestas de la Karmela mantienen su ubicación en Palomeras Bajas, al sur de Vallekas, detrás de la Asamblea. La fiesta, la música, el disfrute, la comida y la diversión volverán a llenar las las pistas deportivas del Parque Javier de Miguel. Este año las Fiestas de la Karmela serán del jueves 11 al domingo 14 de julio en el barrio de Vallecas.

Programa de las Fiestas de la Karmela de Vallekas

Jueves 11 de julio

18.30 horas. Pasacalles con Charanga Trovada. Salida CC Madrid Sur.

19 horas. Batucada. A cargo de Asociación La Kalle.

19.30 horas. Pregón de Fiestas.

19.45 horas. Chirigota El Desvàn.

20 horas. Actuaciones de Nuevo Mester de Juglaría, Sr. Kangalla y DJ Trapella.

Viernes 12 de julio

18.30 horas. Taller de Graffiti, infantil y adulto.

19.30 horas. Conciertos de Carmen Xia, Vela Infamous, Sara Socas, Falsalarma y Via Zamboni con DJ Set.

Sábado 13 de julio

  • 10 horas. Torneo Hijos del Caballo Blanco. Polideportivo Palomeras. Inscripciones en [email protected].
  • 10.30 horas. Actividad acuática infantil.
  • 11.30 horas. Colla Castellera. Minyons de Terrassa.
  • 12 horas. Vermut con la Belcho Band.
  • 13.30 horas. Comida Cubana y bingo musical: Los bonos se adquieren en PunkRocket o La Coqreta de Vallekas. Los beneficios irán a los detenidos del Rondacañas del 2023 y al contenedor de ayuda a Cuba.
  • 18.30 horas. Juegos Populares Castellanos.
  • 19.30 horas. Conciertos de Neskatasuna, Los De Marras, Núcleo Terco y DJ Azken Erromantikoak.

Domingo 14 de julio

  • 10.30 horas. Juego Acuático Infantil. A cargo de la Asociación Barró.
  • 12 horas. Rondacañas con Dulzaineros.
  • 13.30 horas. Ultrapaella, con opción vegana.
  • 16.30 horas. Batalla Naval.
  • 19 horas. Actuaciones de Narco Barri, Xavi Sarrià, Biznaga y DJ Alex Martini.

Leer más
chikinmos-no-es-solo-pollo-frito-coreano-sabroso

Chikinmos no es sólo pollo frito coreano sabroso

Chikinmos es un restaurante envuelto en la burbuja de la comida coreana en Madrid. A poco que os guste pasar el rato en redes como Instagram o TikTok habréis visto el fenómeno, está ahí. Las recetas coreanas recorren la capital. Antes costaba encontrar un restaurante coreano, ahora pegas una patada a una piedra y salen nombres para desayunar, comer, merendar y cenar.

Chikinmos local

Dentro de la comida coreana, el pollo frito es de las recetas más de moda en la ciudad. Es un plato «sencillo», rico y divertido. Y es pura Corea. Esta burbuja del pollo frito coreano se explotará tarde o temprano, tiene que pasar, pero creo que Chikinmos la sobrevivirá. Lo hace bien para mantenerse, tiene encanto. Les va tan bien que no pueden ya aceptar reservas e ir a su pequeño local de apenas 6 mesas de la Calle General Díaz Porlier 28 es una incertidumbre. Puedes llegar y sentarte al momento, puede que esperes un buen rato. O puedes pedir para recoger.

Chikinmos hace pollo frito coreano

A Chikinmos llegué un poco de casualidad: buscando restaurantes para comer en el Barrio de Salamanca. Sí, lo sé. Chikinmos es un local que apareció en Google Maps con un asombroso, aunque siempre inquietante, 5 de valoración. Ahora ya ha bajado, lo que paradójicamente me da más confianza.

Chikinmos pollo 3

Chikinmos hace chikin. Hace KFC, Korean Fried Chicken. No es un pollo frito cualquiera, se reboza y queda crujiente por fuera, tierno por dentro. Chikinmos utiliza pollo de origen gallego entregado cada día y marinado más de 12 horas para que sea jugoso. Lo sirven deshuesado en generosos trozos o como alitas.

Chikinmos pollo 1

Este pollo lo sirven en combos. Está el Combo Chikin, ideal para compartir y pedir algo más, o para darse un banquete. Eliges alitas (15,80 euros) o deshuesados (17,80 euros) y la salsa o dos salsas que quieras. Vienen unas 8 o 9 piezas riquísimas con mucha salsa y unas pastas de arroz y nabo para acompañar. También puedes pedir la Chikin Chikin Box, que viene tanto con alitas como deshuesados, entre 15 y 18 piezas con tres salsas a elegir.

Chikinmos pollo 2

Como decimos, el pollo frito coreano no viene solo. Lo acompañan de una variedad de salsas que elaboran con ingredientes traídos directamente de Corea del Sur, para mantener la esencia. La más popular es la Snowing de queso, y los más valientes se atreven con la Hotter than U con pimienta de Sichuán. La Sommerzeit de mostaza y miel engancha y la Esmeralda de cebolleta es sencilla pero rica. También están la Daruma de wasabi, la Amber de chili dulce, la Freyo de yogur y fresa y la Ajomola de, claro, ajo y soja.

Chikinmos pollo 4

Las piezas de pollo deshuesado son jugosas y grandes, y por sí solas están muy ricas. Pero con las salsas la experiencia sube. Haced casi a las marcas de picante: dos chiles ya es bastante picante. Si no sabes qué pedir, o piensas que te estás pasando pregúntales que te orientarán.

Pero hacen más comida coreana en Madrid

El pollo frito coreano es el plato que da la merecida fama al Chikinmos, pero no es lo único en su ajustada carta. También tienen unas cuantas «tapas coreanas». El Bibimbap (14,95 euros) no podía faltar. La ración es grande. Cuando lo pides te llega a la mesa una enorme lata con su arroz con verduras, alga nori, huevo frito, salchicha coreana y salsa bibimbap. Chikinmos te pregunta: ¿te lo mezclas tú o lo mezclamos nosotros? La tapa se cierra y de mezcla todo agitando con ganas. Y a disfrutar.

chikinmos Bibimbap

Otros platos que me van a hacer volver al Chikinmos son el combo 4 Banchan (9,80 euros), una variedad de verduras con la que se acompañan los platos principales en Corea. El Kimbap (13,80 euros) y el Bulgogi (13,80 euros) son otros dos platos tradicionales que puedes pedir en Chikinmos y que no te van a fallar.

chikinmos Banchan

Más opciones son el Sotteok Sotteok, unos pinchos de pasta de arroz con salsa; las bolas de arroz con alga nori para que acompañes tus platos; el Mandu de Kimchi, unos dumplings muy interesantes; el Tteokbokki, pasta de arroz que se acompaña con pastel de pescado, queso y sésamo; o los Calamares picantes, sobra la explicación. Postres no tienen, pero sí que puedes pedir cerveza Cass (4,20 euros) y refrescos coreanos (de uva, pera o melocotón, 3,70 euros).

chikinmos

La única pega que le he visto a Chikinmos: la ventilación no es la mejor y sales con el pollo frito coreano en la ropa.

Leer más
nuevos-bares-muy-recomendables-para-ir-de-tapas

Nuevos bares muy recomendables para ir de tapas

En Madrid, todos sabemos, cada vez es más difícil improvisar. Eso de hacerte hueco en la barra de un bar, pedirte unas cervezas y unas tapas, y quedarte allí mientras disfrutas esta y las siguientes rondas parece ya cosa del pasado. Si no has hecho reserva en mesa, olvídate. Aún así, todavía surgen barras donde todo gira en torno a la barra y en la que puedes tomar unas tapas -o cientos- sin encorsetamientos.

Aquí os descubrimos algunos de ellos.

El Pasaje

Otro viejo bar de barrio que han recuperado los propietarios de La Violeta, uno de nuestros indispensables para vermutear en Chamberí. Presumen de tener más de 30 vermuts nacionales, tirar las cervezas con maestría y contar con una carta casticísima de tapas y picoteo. Recomendamos especialmente sus bocatas (6-7€): La Tere (morcilla patatera y queso fundido) y Don Carlos (Bonito, anchoa, pimiento del piquillo y piparra)

📍 Cea Bermúdez, 8

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear El Pasaje

Glop Vinos

Un pequeño bar de vinos pero con mucho rollito, también en Chamberí, muy cerca de la Glorieta de Quevedo. Su carta tiene querencia por los vinos naturales y del Sur, así como por los clásicos tabernarios: gildas, marineras, quesos, mojama… Aunque el favorito de sus habituales es el Bikini de butifarra y queso Mahón (11€)

📍 Fernando el Católico, 6

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear Glop Vinos

Chez Pepito

Nos encanta este sitio de Chamberí. Otro bar de barrio que cambia de manos y se renueva, dirigiéndose ahora a una clientela más joven pero que siente adoración por los clásicos. Está triunfando tanto con sus dispensables de taberna española (bravas, huevos rellenos, croquetas) como con sus pepitos de ternera (7,5-8€), plato estrella de la casa. Sus precios son para hacerles la ola.

📍 Cardenal Cisneros, 66

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear Chez Pepito

Casa Canito

Es el sitio indicado para los que añoran eso de quedarse en la barra tomando cervezas y tapeando, en este caso, bocados, pinchos y platillos tradicionales (4,5-12€) pero con un ligero toque innovador. A eso súmale un tonkatsu de lomo de bajo (15€) espectacular, que se ha convertido en uno de sus mayores reclamos. Si te apetece seguir de copas, Canito está conecto a un divertido bar de copas llamado La Movida Madrileña.

📍 Recoletos, 11

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear Canito

Varro

Es la versión más informal y económica de un Varra Fina, el restaurante con el que Jorge Velasco y Joaquín Serrano rinde tributo a nuestra cocina más tradicional. Gracias a ellos vas a poder disfrutar de la mejor versión de las croquetas de jamón, de las bravas, ensaladilla rusa, oreja o de la tortilla de patatas. ¿La tapa estrella? Tosta de gamba roja de Palamós con mantequilla francesa (5,50€). ¡Y con un ticket medio en torno a 20€! A su favor tiene también una pequeña terracita frente al Museo Lázaro Galdiano.

📍 Serrano, 93

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear Varro

Taberna del Lobo

Es admirable cómo está casa ha recuperado la estética y las formas de las tascas madrileñas tradicionales. Y con una carta de picoteo de bastante nivel: mariscos de El Puerto de Santa María (Cádiz), chacinas, guisos de la abuela versionados y platos fuera de carta condicionados por el mercado del día. Cuenta con dos locales en Madrid, en Malasaña y Manuel Becerra, en los que las raciones se sirven en las míticas bandejas de latón: albondiguitas de retinto (11€), bravas arrugás (6,50€), chicharrones loncheados (9€), molletes (7€), etc. Buena parte de sus platos se pueden pedir también en formato tapa.

📍 Ruíz, 20 / Don Ramon de la Cruz, 113 / Ruíz, 20

📲  Instagram

Nuevas direcciones para tapear TABERNA DEL LOBO

¿Te ha gustado?

¡Valóralo!

Leer más
la-piscina-de-verano-de-la-complutense

La piscina de verano de la Complutense

La piscina de verano de la Complutense es una de las mejores piscinas de Madrid. Eso es así desde hace años. Aunque cada verano que pasa es menos desconocida, para lo bueno y para lo malo, todavía hay mucha gente que desconoce su calidad. Es una piscina olímpica acompañada de un vaso en el que podrás hacer inmersión. Por sus grandes dimensiones, es una piscina en la que será raro que te agobies nadando. Y todo rodeado de generosas extensiones de césped en los que disfrutar del día, con codiciadas sombras bajo los árboles.

La piscina de verano de la Complutense

La piscina de verano de la Complutense se ha vuelto muy popular por el buen ambiente que en ella se respira. Es visitada, sobre todo, por gente joven que quiere disfrutar de un día de sol y chapuzones en un ambiente tranquilo pero desenfadado. Gente joven disfrutando de la juventud. Y aunque cada vez hay más gente, el recinto es lo suficientemente grande para que no te agobies. Otra característica que la ha hecho popular entre los madrileños es su ambiente abiertamente LGTB friendly. Es una pasada esta piscina.

La piscina de verano de la Complutense

Si vas a pasar el día entero en la piscina de verano de la Complutense deberás pensar en recuperar fuerzas. Tienes la opción de llevarte tu comida e irte a la zona de merenderos a comer (porque está muy prohibido comer en el césped). Y tienes la opción de ir a la cafetería del recinto, donde podrás pedirte uno de esos clásicos menús del día universitarios a un precio idem de menos de 10 euros.

La piscina de verano de la Complutense

¿Cómo ir a la piscina de verano de la Complutense?

Para poder ir a darte chapuzones, tomar el sol y pasar un día de felicidad veraniega tendrás que cumplir alguno requisitos. El más sencillo es que seas alumno, antiguo alumno o trabajador de la Universidad Complutense (o familiar o cónyuge). Si estás en este primer grupo tu entrada diaria te cuesta 4 euros, y tienes bonos de 10 baños por 25 euros.

La piscina de verano de la Complutense

¿No eres de la Complu? No te preocupes. Si eres miembro de otra universidad, de determinados organismos o simplemente licenciado podrás disfrutarla también. Te costará 5 euros la entrada diaria y bonos de 10 baños por 40 euros. ¿Y si no soy nada de eso? Pues con ir de acompañante de alguien de la Complutense podrás entrar por 5 euros.

Y ahora que sé qué requisitos tengo que cumplir, ¿dónde dices que queda la piscina de verano de la Complutense? Como era de esperar, está en la Ciudad Universitaria. Se ubica en el Complejo Deportivo Sur de la Complutense, que está en la Calle del Obispo Trejo 8. La temporada de baños durará del 1 de Junio hasta el 8 de septiembre, y el horario es de 11 a 20.30 horas todos los días.

Leer más
¿que-hay-de-nuevo-en-lavapies,-amigo?

¿Qué hay de nuevo en Lavapiés, amigo?

Son muchas las razones por las que amamos Lavapiés. A pesar de encontrarse en el centro de Madrid, sigue pareciéndonos como un pequeño pueblecito, con callecitas estrechas, poquito tráfico y un montón de bares y restaurantes con mucho rollo que dan personalidad al barrio y lo hacen único. Estas tres nuevas aperturas son un buen ejemplo.

K*sdal: vinos, bocatas y terraza

En Argumosa, la calle con las terrazas más cotizadas de Lavapies, se ha instalado K*sdal. Su propuesta no puede ser más apetecible: vinos naturales y bocadillos de inspiración francesa. ¿Por qué francesa? Pues porque detrás del proyecto está el francés, pero de orígenes zaragozanos, Carlos Campillo. Él es el responsable de las recetas de los seis bocadillos de este singular bar, donde también vais a poder disfrutar otros platos estupendos como su Rillete (o paté de cochón), Sardinas marinadas o un sobresaliente Steak tartar.

En cuanto a los bocatas, son imprescindibles el Red Wine Beef, elaborado con pan de hamburguesa, guiso de carne de ternera, queso raclette, cebolla confitada y mostaza; y el Mhemet Spicy, este con pan de baguette, pollo oriental, salsa de yogurt, Merguez (salchicha de ternera picante), tomate, cebolla roja y rúcula. Todos los panes proceden del Obrador San Francisco, lo que supone otro plus a la calidad de los bocadillos.

Para la elección del vino, nada mejor que confiar en las sugerencias de la casa que siempre te consultarán sobre tus preferencias. Hay unas 20 referencias para tomar por copa, casi 70 si optamos por botellas enteras. 

También hay cervezas artesanas, vermut y sidra francesa. Y, si te lo estabas preguntando, sí, K*sdal también tiene terraza en la calle más animada de Lavapiés.

💳 Bocatas, 10,50-13,50€

📍 Argumosa, 30

📲 @K*sdal

Corchito, vinos naturales y excepcional ambiente

Corchito se ha convertido en el bar de vinos de moda en el barrio. Su colección de vinos naturales y ecológicos es increíble; proceden en su mayoría de bodegas nacionales, francesas, italianas y argentinas. Hay dos cartas: una para los vinos que se pueden pedir por copas; y otra que incluye toda la oferta del espacio por botellas (espumosos, blancos, naranjas, rosados, claretes y tintos), opción más que recomendables si vamos en grupo o nos animamos a cenar.

En ese caso, nos ofrecerán una tercera carta con todos los platillos que preparan en su cocina. Es una carta sencilla, sin complejas elaboraciones, pero muy efectiva. Y todo para compartir: Espárragos con crema de alubias y almendras, Dip de boniato, ajo confitado y sésamo, Alcachofas en flor con fruta o Sandwich de setas, espinacas y gouda. Como cabría esperar, también hay tablas de quesos, embutidos ibéricos y jamón de bellota que tan bien acompañan a cualquier vino.

Clave importante del éxito de Corchito es el ambiente súper especial que se genera por la noche y esas animadas cenas a la luz de las velas. Aunque vayas con la intención de tomar solo unos vinos, los precios de los platos animan a quedarse a comer/cenar allí; el vino, en cambio, conviene controlarlo, para evitar que se dispare la cuenta.

💳 Platos 6-18€ / Vinos desde 4€

📍 Salitre, 2

📲 @corchito.madrid

Bunny Chao

Otro que causa sensación en Lavapiés es Bunny Chao, en este caso por sus riquísimos platos que adaptan recetas indias, vietnamitas y tailandesas. Y a unos precios de los que ya no se estilan. En pocos restaurantes podrás comer tan bien, y por tan poco.

El artífice de este genial restaurante es el londinense, aunque de origen indio, Imran Rafi. Ya habíamos probado alguno de sus platos en Caravan Café, del que también es propietario, pero aquí es donde realmente podemos comprobar sus cualidades como chef. La carta es realmente breve pero no le podemos poner ni un pero. Su versión del Bhel Puri, ensalada india de arroz inflado con salsa de tamarindo, tomate, cilantro, cebolla y menta, es perfecta para comenzar y estimular a nuestro paladar de cara a la explosión de sabores que vamos a experimentar.

Los curris, el Thai verde de pollo y el Colaba Coconut Curry, (sin picar demasiado) son magníficos. Os van a encantar también su Daal, sorprendente crema con tres tipos de lentejas, y el Mango Go Pudding!, postre que -ya os advertimos- nos os va a gustar compartir.

Por cierto, aquí no admiten reservas. Se atiende  a los clientes por estricto orden de llegada y solo hasta las 23h; pasada esta hora olvídate de esperar ser atendido.

💳 Platos  7 – 11€

📍 Torrecilla del Leal, 4

📲 @bunnychao_

¿Te ha gustado?

¡Valóralo!

Leer más
‘ultramarines-del-coso’:-taberna,-bar-y-bodega-en-privilegiado-rincon-de-malasana

‘Ultramarines del Coso’: taberna, bar y bodega en privilegiado rincón de Malasaña

La Plaza de San Ildefonso es uno de los rincones con más encanto de Malasaña. Aquí, donde antes estaba el antiguo Mercado de San Ildefonso (desaparecido en 1970), ahora encontramos animados locales con terraza; y los días de buen tiempo, incluso gente haciendo cola esperando para conseguir mesa. Entre ellas, destaca una zona con sombrillas de rayas, es la de Ultramarines del Coso, un polivalente espacio que reúne tres espacios en uno (cuatro, si tenemos en cuenta la terraza): bodega, bar de tapeo y restaurante (taberna). Tras él encontramos al grupo Lamucca que, ya sabemos, es garantía de cocina de calidad y a buenos precios.

La Bodega: vinos, quesos y embutidos

Para entender el nombre de este enorme local, hay que pasar primero por su bar de vinos, cuya decoración está inspirada en las antiguas tiendas de ultramarinos. Este primer espacio está repleto de estantes en los que podemos ver un enorme catálogo de vinos, todos ellos a la venta. En el mostrador, una sublime selección de embutidos (buena parte de ellos procedentes de Italia) y quesos españoles, que podemos pedir al peso para acompañar alguno de los vinitos que también se ofrecen por copas para tomar in situ.

En laborables, este ultramarinos del s. XXI abre solo por la tarde (desde las 17h) pero los fines de semana amplía su horario también al mediodía para que podamos pasar a tomar el vermut.

Ultramarines del Coso': taberna, bar y bodega en privilegiado rincón de Malasaña

La Barra: desayunos y tapeo

Una colosal barra ovalada ocupa el centro del bar del Ultramarines del Coso. Barra que, como las de los recordados bares castizos que poblaban hace tan solo unos años el barrio, permanece operativa todo el día.

La estética del espacio también se inspira en esos bares aunque su diseño es puro siglo XXI, más cosmopolita y acogedor. Corresponde también a la nueva forma que tenemos -por ejemplo- de entender el desayuno, sus nuevos horarios (de 10 a 13h) y más cuidados productos (café de especialidad, tostadas con aguacate, salmón o bacon, bollería artesanal). Pero también de tapear, como vemos en su carta, en la que encontraremos muchos de los clásicos de taberna a los que se les da un pequeño toque creativo que los hace aún más irresistibles: Ensaladilla rusa ahumada con salmón, Croquetas de sobrasada con dip de queso de cabra, Funky CallosSmoked panceta.

Ultramarines del Coso': taberna, bar y bodega en privilegiado rincón de Malasaña

Tanto dentro como fuera de ella, la actividad en esta barra es incesante durante todo el día. No en vano, desde aquí se gestiona el servicio de la terraza; sin duda, el escenario perfecto para tomar los cócteles que aquí también se preparan.

La Taberna, con cocina de Andy Boman

Si lo que nos apetece es vivir una experiencia gastronómica de sobresaliente, hay que ir directamente a la taberna, la estancia más grande. La sala, que llama inmediatamente la atención por su decoración moderna, elegante y cosmopolita, está a la altura de su propuesta gastronómica, que la casa ha confiado a Andy Boman, A.K.A. El Flaco.

Ultramarines del Coso': taberna, bar y bodega en privilegiado rincón de Malasaña

El chef de origen sueco ha creado una carta en la que, sin renunciar a la cocina tradicional española, percibimos su pasión por la cocina tailandesa y vietnamita, la fusión y la técnica del ahumado, tan habitual en la cocina nórdica. Para ello ha dispuesto un potente ahumador dentro de la cocina del que se vale para elaborar un excelente Tiradito de lubina ahumada con ají amarillo o las Costillas de cerdo ahumadas con sticky asian glaze que tantas alabanzas despierta entre los que ya han tenido ocasión de cenar aquí.

Nosotros optamos por las Brochetas de cordero con tahini, sumac libanés y pan roti que también estaban bien buenas. Otro plato que entusiasma es el Timbal de alcachofas que es perfecto para compartir como entrante; la receta incluye almendras, tomates semisecos y cebolla morada que combinados con la alcachofa frita dan origen a un adictivo juego de texturas. Nos quedaron pendientes el Ssam de oreja thai crujiente y la Hamburguesa con jalapeños y kimchi que también nos dicen que son de nota.

Ultramarines del Coso: taberna, bar y bodega en privilegiado rincón de Malasaña

En cuanto a los postres, solo se nos ofrecen dos opciones, pero ¡qué dos opciones! Mousse de Chocolate Crujiente de Merengue y Frambuesas y, la más exótica, Pavlova de Maracuyá y Frambuesas, una tarta que apasionará a los amantes de las combinaciones arriesgadas y refrescantes.

Llegados a este punto es de justicia recordar la impronta del grupo Lamucca en este pequeño complejo hostelero en el corazón de Malasaña. Y que no hace sino firmar otro capítulo de éxito de una historia basada siempre en la diversión frente a la mesa -y a la barra, también en este caso-.

¿Te ha gustado?

¡Valóralo!

Leer más
piscinas-de-verano-de-madrid-en-2024

Piscinas de verano de Madrid en 2024

Este verano de 2024 bañarse y descansar al sol en las piscinas de verano de Madrid (y en la piscinas cubiertas con uso recreativo) vuelve a ser uno de los planes estrella. La nueva temporada ya ha arrancado y estará en marcha hasta el domingo 8 de septiembre con un total de 28 piscinas disponibles y el regreso a la absoluta normalidad en aforos y horarios. Algunas reabren y algunas se inauguran. El caso es que hay muchas opciones.

piscinas de verano de Madrid

¿Cómo puedo ir?

Este 2024 las piscinas del Ayuntamiento de Madrid recuperan totalmente la normalidad prepandemia. Los aforos vuelven a su totalidad. Las piscinas de Madrid siguen funcionando con turnos de mañana y de tarde: de 10 a 15 horas y de 16 a 21 horas. Pero tras las protestas de los madrileños vuelve el horario de días completo de 10 a 21 horas. Porque a quién no le va a gustar un día de piscina. En este turno se podrá entrar y salir todas las veces que se quiera.

piscinas de verano de Madrid

Las entradas se podrán comprar en la web del Ayuntamiento o a través de la app Madrid Móvil. En las taquillas se venderá un 10% del aforo, reservadas en principio para mayores y personas con discapacidad, pero que se podrán adquirir por cualquiera si sobran. Los precios de este 2024. Abonos Deporte, familias numerosas y desempleados mantienen sus reducciones. Los precios de las piscinas de verano de Madrid en 2024 son los siguientes:

Turnos de mañana o tarde:

  • Menor de 5 años: Gratuito.
  • Infantil (de 5 a 14 años): 1,35 euros.
  • Joven (de 15 a 26 años): 1,80 euros.
  • Adulto (de 27 a 64 años: 2,25 euros.
  • Mayor (a partir de 65 años): 0,70 euros.

El acceso al turno de día completo

  • Menor de 5 años: Gratuito.
  • Infantil (de 5 a 14 años): 2,70 euros.
  • Joven (de 15 a 26 años): 3,60 euros.
  • Adulto (de 27 a 64 años: 4,50 euros.
  • Mayor (a partir de 65 años): 1,35 euros.

¿Qué piscinas de verano de Madrid están abiertas?

Para el verano de 2024 en la ciudad de Madrid tendremos piscinas al aire libre y piscinas cubiertas con uso recreativo. Las 20 piscinas de verano al aire libre son:

  • CDM Mistral en Barajas.
  • CDM Blanca Fernández Ochoa en Carabanchel.
  • CDM Concepción en Ciudad Lineal.
  • CDM Santa Ana en Fuencarral – El Pardo.
  • CDM Hortaleza en Hortaleza.
  • CDM Aluche en Latina.
  • CDM Casa de Campo, CDM El Quijote y CDM José María Cagigal en Moncloa – Aravaca.
  • CDM Moratalaz y CDM La Elipa en Moratalaz.
  • CDM Palomeras y CDM Entrevías en Puente de Vallecas.
  • CDM San Blas en San Blas – Canillejas.
  • CDM Paseo de la Dirección en Tetuán.
  • CDM Orcasitas y CDM San Fermín en Usera.
  • CDM Margot Molés en Vicálvaro.
  • CDM Cerro Almodóvar en Villa de Vallecas.
  • CDM Plata y Castañar en Villaverde.
piscinas de verano de Madrid

Las 8 piscinas cubiertas con temporada de verano con usos deportivo o recreativo son:

  • CDM Centro Integrado Arganzuela y CDM Marqués de Samaranch en Arganzuela. Del 1 al 31 de julio.
  • CDM Francisco Fernández Ochoa en Carabanchel. Del 22 de junio a 30 de junio sólo fines de semana, y del 1 al 31 de julio en horario habitual.
  • CDM La Masó en Fuencarral-El Pardo. Del 1 de julio al 14 de agosto.
  • CDM Hortaleza en Hortaleza. Del 15 de mayo al 8 de septiembre excepto agosto.
  • CDM Luis Aragonés en Hortaleza. Del 1 de julio al 15 de agosto y del 1 al 8 de septiembre.
  • CDM Wilfred Agbonavbare en Puente de Vallecas. Del 1 al 31 de julio.
  • CDM Raúl González en Villaverde. Del 1 de julio al 31 de agosto.

Leer más
ruta-por-conde-duque:-4-nuevos-bares-con-mucho-estilo

Ruta por Conde Duque: 4 nuevos bares con mucho estilo

Conde Duque es uno de los barrios más bellos y llenos de encanto de Madrid. Situado alrededor del antiguo cuartel que le da nombre, sus calles estrechas y plazas esconden tabernas, restaurantes y tiendas muy, muy especiales que son todo un imán para aquellos que buscamos huir de la multitud que inunda Gran Vía, Plaza de España o Malasaña. Aunque también es verdad que su proximidad con estos puntos es otro de los atractivos del barrio.

A todo esto hay que sumarle estos cuatro nuevos locales con mucho estilo y en los que se come y bebe divinamente.

‘Pepa y Josefa’: un bar muy castizo para un tapeo tradicional

Esta pequeña taberna en la calle Cristo lo tiene bien claro: lo tradicional nunca pasa de moda. Tras su barra encontramos a Jesús Morata (creador del conocido restaurante Dolores y Lola). Con una decoración de lo más castiza, con fotografías antiguas de la ciudad, carteles vintage de bebidas e ilustraciones de gatos muy castizos, Pepa y Josefa presume de una formidable selección de vinos, la mayoría provenientes de Aragón, vermut de grifo, increíbles gildas y platillos elaborados con conservas gourmet.

Aunque su bocado estrella, y el que hará que vuelvas por aquí una y otra vez, son sus molletes. El de chicharrón es un auténtico manjar; utiliza un chicharrón que adquiere a un exclusivo preveedor de Cádiz que quita el sentío.

‘La Pastelería’: un bar de vinos lleno de encanto

La Pastelería es abacería, bar y espacio cultural. Lo tiene todo para convertirse en el it place del barrio. Nadie puede resistirse a entrar en este legendario local de la calle Palma que se ha transformado en un deslumbrante bar de vinos por obra y gracia del grupo Bamboleo, artífice de algunos de los bares con más encanto de la capital como son Malpica, Toboggan o El Circo de las Tapas.

Aquí el protagonista por excelencia es el vino. Y no solamente los tan de moda vinos naturales, también hay una cuidada selección de vinos orgánicos, olorosos, dulces, secos, con burbujas… E, importante, el personal conoce perfectamente las cualidades de cada una de las etiquetas con la que cuenta su bodega, y van a saber mejor que nadie cuál recomendarte según tus preferencias o platos con los que deseas armonizar. Si prefieres cerveza, cuenta con prácticamente todo el catálogo de La Salve, cervecera de Bilbao aún poco conocida en la capital.

En cuanto al tapeo, platos sencillos pero de inmenso sabor elaborados con conservas, encurtidos y embutidos de primer nivel. Sus Anchoas Santederiñas con Tomate Triturado, los Mejillones de la Ría en Escabeche o el Atún Encebollado de Barbate son insuperables.

‘La Cosecha’: un agradecido rincón de México

Aunque en la zona imperan las tabernas y los menús tradicionales, también hay espacio para las cocinas de otras latitudes. En este apartado debemos incluir La Cosecha, un lugar en el que se sirven platos con sabor a Ciudad de México acompañados (cómo no) de cócteles con un toque de picante. Su especialidad son los Chilaquiles Divorciados: totopos de maíz con pollo asado a la plancha bañados en dos salsas (roja y verde, de ahí el nombre). Llevan también nata, queso y cebollita a modo de toppings; una verdadera delicia.

No podían faltar los tacos. El de cochinita pibil es de diez. La ración contiene tres unidades, dato muy a tener en cuenta de cara a hacer la comanda en la que también estaría bien incluir su aguachile tijuanero, unas enchiladas zacatecanas o las costras de quesos.

Para beber, es imprescindible probar su michelada, con un extra de tajín que le da una potencia inigualable. El precio medio del restaurante oscila entre los 25-30€ p.p.

‘Marrufo’: más que una coctelería de barrio

Para acabar la tarde nada mejor que dirigirse a Marrufo, en la calle Noviciado. Esta coctelería se encuentra donde antes estaba Casa Candi, un mítico del barrio que conseguía reunir a todo tipo de gente, y a cualquier hora del día. Aunque ya hemos hablado sobre Marrufo en alguna ocasión, reiteramos que es uno de los sitios más especiales de Conde Duque.

En su carta están todos los cócteles clásicos, aunque algunos de ellos han sido reformulados con mezcal; no en vano sus responsables son originarios de Oaxaca, el estado del que procede la mayor parte del mezcal que se produce en México. Este es también la base de sus creaciones propias, como Electric Güera Acid Test (mezcal, cordial de hibiscus y zumo de limón), nuestro favorito.

Si te preguntas si los aperitivos de Marrufo son tan animados como los de Casa Candi, la respuesta es sí. Es más, los sábados suelen acoger a algún cocinero o chef de restaurantes amigos para que los habituales de Marrufo puedan acompañar su vermut o cóctel con un bocado diferente cada semana.

¿Te ha gustado?

¡Valóralo!

Leer más
bricco,-pinsa-romana-en-madrid

Bricco, pinsa romana en Madrid

Me gusta probar sitios nuevos para comer en Madrid. Y ya cuando el sitio es guay, la cosa es genial. Yendo a un concierto en El Sol decidimos cenar cerca. Bricco Gourmet es un sitio que nos saltó al buscar por la zona. No lo conocíamos, pero sus más de 500 reseñas y sus 5 estrellas daban que pensar. También la estupenda pinta de las pizzas que se veía.

Bricco Gourmet es una pequeñito local con mucho en el Pasaje del Comercio, entre las calles Montera y de las Tres Cruces. Centro muy centro. Pero estar en este pasaje (que podría molar muchísimo más) hace que pase desapercibido a primera vista. Raro será que te topes con su mostrador y su par o tres de mesas altas si no vas buscándolo. Buscadlo.

Bricco no hace pizza, hace pinsa

Pizza parece que es lo que da Bricco Gourmet, pero en realidad es pinsa romana, que tan de moda parece estar en Madrid. Desde el primer minuto David, madrileño de Venecia, lo deja claro: el cartel es puro clickbait. Te cuenta que hacen una pinsa artesanal ligerísima con una masa de harina de arroz que fermenta durante 72 horas. Ese es el primer secreto que te va a contar, y habrá más. David te explica absolutamente todo, te propone, te trata maravillosamente. 14,90 euros.

Bricco Gourmet Pinsa

Nos pedimos dos pinsas romanas. Pero fueron tres. David nos propuso que una de ellas tuviera dos combinaciones y cómo decirle que no. Dai! La primera pizza pinsa fue una Napoli. En su ligera masa le ponen su salsa de tomate casera, llegada directamente de Italia, con mozzarella. Y sobre eso anchoas Maruzzella de Sicilia, mucho más suaves que las cántabras a las que estamos acostumbrados. De remate rúcula y un paté de aceituna negra de Calabria que elaboran ellos mismos. 16,90 euros.

Bricco Gourmet Pinsa

La otra pinsa que comimos en Bricco partía de la Divertida. En una mitad los protagonistas eran su mortadella Levoni que combina perfectamente con su delicia al pistacho, un pate de pistacho fresco que, de nuevo, es casero. En la otra mitad David nos propuso una combinación de prosciutto cotto de Bolonia (jamón cocido) con trufa negra del Piamonte. Delicioso viaje por Italia. La trufa, claro, superpresente. Si te gusta es tremenda opción. 14 opciones en carta.

¿Hay más en Bricco Gourmet?

Hay más, obviamente. Tienes entrantes, postres y tienes bebidas. En los entrantes tienen cuatro clásicos como son la burrata, el vitello tonnato, la pamigiana de berenjena y la lasagana boloñesa. Pero David nos ofreció empezar con su Rissottino della nonna Luciana. Un receta de su abuela de arroz al dente con un cremoso porcino, una seta que hay que aprovechar pues su temporada buena dura apenas 25 días. El rissottino, delicioso. Congratulazioni nonna Luciana. 14,90 euros.

Bricco Gourmet Pinsa

Para cerrar la cena nos vinimos ya un poco arriba y es que si hay cannoli, se piden cannoli. En Bricco los hacen con su ricotta correspondiente y trocitos de naranja caramelizada. Y con la masa blandita, ideal para poder partirlos y compartirlos sin que se destrocen. 4,80 euros cada uno.

Bricco Gourmet Pinsa

Para beber tienes vinos italianos, pues son expertos en el tema, y cerveza italiana, con las Menabrea artesanales con agua de las montañas a la cabeza. Tienen cinco o seis variedades para que decidas si quieres un sabor u otro, más o menos alcohol. 4,90 euros las cervezas.

Leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies