Serafina Cocina Bar

serafina-cocina-bar

Serafina Cocina Bar

La semana pasada nos invitaron a Serafina Cocina Bar, un nuevo local en Espoz y Mina, 4, justo al lado de la Puerta del Sol. Fue una oportunidad especial para conocer a otros amigos bloggers (entre ellos Espacio Madrid, que ya han publicado un artículo sobre su experiencia aquí) y disfrutar de una cena increíble en un sitio único.

Completamente reformado, Serafina Cocina Bar abrió sus puertas a finales del 2014. El local, de dos plantas, está decorado con un gusto exquisito, creando un ambiente que invita a pasar un rato distendido. La planta de abajo está pensado más para tomar algo rápido, unas cañas y unas raciones con los amigos en sus mesas altas; y la planta de arriba, zona de comidas acogedor, con sofá Chester incluido (para disfrutar de unos gintonics post-cena).

Para cenar nos sacaron un poco de todo, un menú degustación para 6 que nos dio la oportunidad de probar su amplio abanico gastronómico. De los entrantes destaco algunos de mis favoritos: las Croquetas de Jamón Ibérico (crujientes con un sabor muy intenso, servidas con patatas fritas caseras, finas y ligeras) y los Wan-Tun fritos de Langostino con huevas de Salmón al curry rojo, una propuesta original que aún así, no desentona en esta carta Mediterránea con pinceladas de otras gastronomías.

Otro de los platos que me sorprendió muy gratamente fue el Tataki de Atún, una de las nuevas incorporaciones a la carta y que se deshace en el paladar. Igual que el Chuletón de Vacuno de Aliste, más de 1kg de carne servida con patatas fritas y cocinada al punto perfecto. Si eres carnívoro, este es un imprescindible.

Para terminar, probamos una batería de dulces a cada uno más espectacular. La Tarta de Plátano y Dulce de Leche (al que ya había echado un ojo previamente en su Instagram) es sencillamente uno de los postres más deliciosos que he probado en muchísimo tiempo. Con el punto de empalague justo, es la forma perfecta de terminar una cena redonda. Si sois dos, y queréis compartir, recomendaría también la Tarta de Zanahoria: el bizcocho tiene una textura diferente a la habitual, pero el frosting con un toque de limón está riquísimo.

Serafina Cocina Bar es nuevo en la ciudad, pero tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de los locales de moda de este año: buena comida, buen ambiente (el hilo musical mola mil), el servicio y la atención impecable y un precio más que asequible. Si estás buscando un sitio especial para llevar a tu pareja este San Valentín, no lo dudes, llama y reserva.

De momento puedes seguirles en Facebook, Twitter o Instagram (el más recomendable), dónde comparten fotos de los platos (para que se te pongan los dientes aún más largos todavía). 

Etiquetas: RestauranteSol

Descripción del Autor

Co-creador y autor de Viviendo Madrid. Diseñador gráfico de profesión, en su tiempo libre disfruta de la fotografía, los videojuegos y pasar tiempo con Lucía y su hijo recién nacido.